16.8 C
Texcoco, México
domingo, mayo 31, 2020
"Al fin y al cabo tengo diecinueve más." Era el pensamiento que me asaltaba varias veces durante el día. Cada vez que terminaba de bañarme, al verme en el espejo, contemplaba uno por uno esos pequeños y regordetes apéndices que eran mis dedos. No había momento del día en...
  Hace un tiempo que a José Morales le duele la panza, no sabe si es mero en las tripas o algo más. Cuando se queda quieto para sentir de dónde proviene el dolor, le entra la duda de que sea en la boca del estómago o tal vez sea...
Yo, parado frente a la ventana, aquella de cristal con diez divisiones de aluminio color blanco, viendo sin mucho interés las sombras de los árboles y los tupidos arbustos verdes, muy verdes, que yacen en el patio; se escuchan a lo lejos cantos de pájaros y abejas, sí, ¡era...
No se por qué mi tía decidió coser saquitos de encaje con su vestido de novia. En realidad, no me importa. Allá ella y sus razones. Lo que sí me pesa es que ya no podré ponérmelo cuando no hay nadie en casa o cuando todos duermen. Me gustaba...

Los hombres

Existen mujeres calladas, mujeres que entran al día como a una condena impuesta por el sol, y para ellas, las horas no son esas que los demás aceptan en el reloj de mano, porque el tiempo interno es mucho más lento, más agotador, y hablar cansa, mirar cansa, perseguir...
Me gusta jugar con Lilí. Ella siempre está descansando, no tiene que ir a la escuela ni estudiar, sólo se entretiene correteando ratones y cuidando a sus bebés. Les da de comer leche, como mi mamá le daba a mi hermana cuando era chiquita, y les lame el pelo...

Todo sigue igual

Todos en el reino sabían de la furia del dragón, de su trapacería y su violencia, de los destrozos que ocasionaba en las poblaciones. Familias que habían perdido a sus hijas guardaban el rostro en habitaciones oscuras. Esas mujercitas recién doradas por el sol, que aún sonreían a los...

El facilitador

Storm consulta el reloj y se impacienta, ojos verdes, mirada de búho. Rojo, mierda... El auto se detiene ante el semáforo. Storm baja la ventanilla y la brisa alborota su cabello rubio ceniza, mediana edad. Ricardo, el chófer, se retrepa en el asiento: —Mala hora, patrón. Limpiabotas, olores dulzones, porquerías fermentadas,...
Se habían casado por la iglesia porque ese había sido su deseo, también por la tradición y para que las familias tuviesen una gran fiesta para comer, beber y bailar. También porque se amaban. Pero el tiempo y la vida habían hecho mella en su matrimonio. El divorcio era...

En paz

Ese día mientras te esperaba en el interior de tu casa, observaba fotografías donde posabas con una sonrisa cautivadora, con el semblante del hombre desafiante y triunfador que eras. Vino a mi mente la connotación que hacías de las cosas más simples como: el atardecer, el canto de las...