20 C
Texcoco, México
lunes, febrero 17, 2020
Querido Eusebio: En principio, me permito comentarle con detalle, quizás intrascendente. Cuando recibí su libro, consideré que el sitio más acorde que me animaría a incursionar con vuelo libre por el apasionado paginario que propone, sus 52 tips para escuchar...

MATAR A BORGES

Brilló como un pontífice aunque naturalmente los pontífices también se mueren. Hace poco tiempo se cumplió un nuevo aniversario de su partida; fue el 14 de junio. El año 86 terminó de envolverlo con la niebla que le fue...

Simona Schaffer

  Artista mexicana, egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, Simona Schaffer ha  participado  en  numerosas exposiciones tanto colectivas como individuales en México, Estados Unidos y España. Reside desde hace diez años en Barcelona. En 2016 la serie de dibujos “Ocupar la Desocupación: imágenes desde...
Para Tobías Leal y Eusebio Ruvalcaba. Porque en ese orden aparecieron y también, en ese orden nos dejaron Yo quiero ser llorando el hortelano de la tierra que abonas y estercolas Miguel Hernández   La muerte no pierde el tiempo, me dijo. Siempre se los lleva...

Por donde habito eres un espacio vacío en ti puedo poner peso muerto, piel marchita esperado roce paciente o cualquier inmundicia. Con la inconsciencia de esta lumbre sobrevuelas ante la mirada embrutecida de ocaso emisión volátil en la podridamente, resplandor asfixiante en los cuarteados dedos, ente resguardado entre el suave golpe de 100 metrónomos que...
Con una formación en historia latinoamericana por la Universidad de Houston, la escritora mexicana Cristina Rivera Garza ha creado una obra denominada transgénica, pues entrelaza múltiples disciplinas en su trabajo literario, el cual es posible leer en dos idiomas:...

MINIFICCIONES

EL OGRO FILARMÓNICO TODO COMENZÓ en el teatro. La orquesta interpretaría algunos valses de Strauss, el conocidísimo, hasta el aburrimiento, Cuatro estaciones de Vivaldi, y alguna rareza de Satie. Sin embargo, el joven apenas pudo llegar a tiempo. Había lleno...
Escurrido el cuerpo ya hasta del río que dicen se hizo en la vileza del verdugo. Escurrido de sus huesos, del polvo que ha de ser el salitre carcomedor en la memoria del vástago. Escurrido de todo y de su nada, de la imposible...

Así como la memoria de un hombre está en sus besos, me habitas con el oleaje de tu sonrisa, con el relato de tus años mozos trepada en el carrusel, inclusive de cuando la desventura quiso remover escombros. Río de luz en medio...
Dicen las malas lenguas (viéndolo bien, no tan malas) que Eusebio Ruvalcaba y yo tenemos un cierto parecido o aire familiar en el rostro; incluso llegan a murmurar que somos carnales, broders ; es más, los ebrios fulanos del viboreo van más...
- Advertisement -

Lo más popular