Ven a la Feria del Libro Chapingo 2019. ¡Ándale!, que se acaba el 20 de octubre

Sección de literatura geek. Foto: Vanessa Zaldívar Núñez.

El sábado 12 de octubre visité la Feria del Libro Chapingo 2019, organizada por la Universidad Autónoma de Chapingo, un evento abierto a todo el público.

¿Me creerán si les digo que estando parada en un sólo lugar tenía la oportunidad de visitar miles de universos dentro de letras y papel? Incluso me perdí en muchos de ellos.

Temía que nadie mirara los libros, pero me sorprendí cuando mucha gente se acercaba a ellos. Al parecer, aún existe una comunidad de lectores bastante grande. Son personas que han visto universos que yo no y, a su vez, ellos no han visto universos que yo he visto. Nos adelantamos unos a otros.

Además de libros, también encontré una muestra de fotografías bastante interesante: ‘Descorriendo el velo’, de Susana Areli Gil V.

La parte interesante no fue la cantidad de fotografías ni de quiénes se trataban, sino lo que Areli nos quiere transmitir: las mujeres son quienes luchan cada día por terminar con sucesos malos por medio de marchas feministas, la aceptación de la comunidad LGBT+, darle valor al trabajo que las madres hacen para mantener a sus hijos y muchas cosas más.

Después de observar los libros en todos los pasillos, llegué a una terrible conclusión: no tengo dinero. La pobreza me invadió y la tristeza también.

La cantidad de libros es impresionante. Autores conocidos y no tan conocidos. Tuve la suerte de ver a personas comprando sagas completas de un autor en específico. Hay libros para todos: informáticos, diseño de modas, médicos, artistas, mangakas, etc; no hay excepción.

Lo que más me emocionó fue encontrar libros de autores originarios de Wattpad –una plataforma para compartir libros, popular entre jóvenes y adolescentes–, como la trilogía After, de Anna Todd, el libro más leído hasta el momento. Claro, hacen falta libros como Imaginaciones ajenas, de Ciruela Ácida; La hipocresía de lo intangible, de Nuri Gi Ru; Equilibrio, de Martha Cuchelo; y mi favorita: Falla estelar, de Hagastian. Todos esos autores tendrán un libro publicado en físico tarde o temprano.

Me hubiera sentido ofendida si no hubieran puesto la literatura geek, ya que también se aprende de ello. Les aplaudo por su gran aceptación. No hay gran variedad, pero estoy segura de que encontrarás el cómic o manga que estés buscando.

Las revistas también entran al juego de la literatura, por lo que podrán encontrar a Algarabía y, por supuesto, Molino de Letras. Esta editorial diseñó una dinámica bastante interesante llamada “Cita a ciegas con un libro”.

¿Libros algo antiguos? ¡Por supuesto! Y a un buen precio.

Si buscas un libro en específico, venir a esta feria será tu mejor opción. ¡Ándale!, que se acaba el 20 de octubre.

¿Niños? Pues sí. Resulta que cuando crezcan serán el futuro de nuestro país. La mejor manera de cambiar un país es juntando un niño, un libro y un profesor, ya sabrá el futuro qué tan lejos llegaron esos tres.

Los niños en ese lugar apenas tenían la edad de un dígito. Los libros para estos infantes inquietos están disponibles en casi todo el sitio. Son curiosos y actualmente no les basta con ver y sentir lo que ya conocen. Debemos mostrarles la importancia de la lectura para que descubran cosas nuevas y salir de las pequeñeces como el mundo en el que nacen.

Hablando de niños. También hay talleres bastante buenos. Si el tiempo se detuviera por un rato, les daría la oportunidad de visitarlos todos.

Esculturas, pintacaritas, costura, pintura, encuadernación artesanal, acuarela, máscaras, piñatas, dibujo y un montón de cosas más. Si eres un adulto y aún quieres divertirte con estos talleres, eres bienvenido.

Debo admitir que me sentí atraída por un chico que hacía una réplica de la famosa pintura El grito. Lo miré por un buen rato, después me alejé y volví, esta vez decidida para preguntarle su nombre: Jorge Alejandro Ayala Amaro. Amigo, amo tu trabajo.

Así que si ya viste todos los pasillos y aún no te quieres ir, échale un vistazo a los talleres, no te arrepentirás.

Dependiendo de tus gustos literarios, las conferencias serán interesantes. Están la presentación de libros, informes, revistas y libros electrónicos. También encontraremos conciertos, gimnasia y danza.

En mi caso, tuve la suerte de estar en la presentación del libro Incipit, de Miguel Ángel Leal Menchaca, acompañado por Alex Sanciprián y Moisés Zurita Zafra. Una presentación bastante interesante.

El programa completo está disponible en la feria.

He hablado muy poco cuando en realidad vi mucho. Lo recomiendo bastante, vale la pena darle una oportunidad a esta feria. Espero que se diviertan mucho, como yo lo hice.