La ONU, la Revolución Mexicana y el Día de las Niñas y los Niños

Actualmente hay diferentes fechas alrededor del mundo en las que se conmemora el Día del Niño. Por ejemplo, en Perú se realiza cada tercer domingo de agosto; en Japón tiene lugar el 5 de mayo; en países como Liberia o Burundi se celebra el 16 de junio. Si bien la forma de evocar este día es muy parecida en todos los países, son independientes los motivos por los cuales se designaron las fechas en cada uno.

Para rastrear el origen de la festividad en México –que se lleva a cabo el 30 de abril–, tiene que rememorarse la Declaración de los Derechos de los Niños, presentada a diferentes instancias durante 1924 y adjudicada a Englantyne Jebb. En ella, la también fundadora de la organización Save The Children indica cinco principios por los cuales deben regirse “…los hombres y mujeres de todas las naciones…” con respecto al cuidado infantil y las prioridades que se le garantizarán en la sociedad.

La Sociedad de Naciones –prototipo de la actual Organización de las Naciones Unidas (ONU)– firmó la Declaración el 28 de febrero de 1924 y, poco más de un mes después, el entonces presidente Álvaro Obregón instaura el 30 de abril como la fecha oficial en México.

Posteriormente la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1954 sugirió que existiera el Día Mundial del Niño, sin embargo, también se otorgaría la libertad a los gobiernos de las naciones de establecer la fecha según lo consideraran. Así, la ONU, en distinción a la Convención sobre los Derechos del Niño llevada a cabo el 20 de noviembre de 1989, establece el Día Universal del Niño.