Serpenteante figura

0
146

Serpenteante figura que humea entre eucaliptos
Tu voz ha sido llamada y tu nombre invocado
Recuerdas ocasionales ritmos, regados tras la ventana
Y la luz se cuela en tus ojos, presa de locura amorosa.

Adivino tu llegada, es el aullar insatisfecho de un auto
Es el susurro vegetal que araña el nocturno auge
Es la sensación constante de pensar sin querer hacerlo
Eres tú misma, sin llegar a ser nada.