lamento

0
422

ya no escribo en papel

ni en el cuerpo de mis amantes

que son imaginarias

ya no toco el oboe

sus notas me son ajenas

como el canto de las ballenas

en guerrero negro

 

crecí con la esperanza

narcótico de los ingenuos

todo parecía mejor

el dolor quedaba en el pasado

qué estúpidos éramos

lo peor viene después

cuando sabes del error

no hay destino manifiesto

sólo fracaso

 

deja que los muertos entierren a sus muertos

y no entendemos

es que tengo a mi madre a mis hermanas

a mi hija

ahora lo sé no fui feliz

ni con el canto del cenzontle

ni con la rama herida

ni con el sueño que soñamos

y no era nuestro

 

nada vale la pena

ni el amor

ni el dolor

ni el sufrimiento

 

nos han engañado

y caímos en la trampa

un trago de alcohol es el bálsamo

un mezcal tobasiche

el tobalá que nos deja pasar el día

sin jalar el gatillo de esa pistola que tenemos en la sien

 

tuvimos una casa y no fuimos felices

ahora tenemos el polvo y el rencor

que sí es eterno

no fui feliz

y no lo lamento

no lamento el fracaso

ni el descanso que merezco desde la infancia

no lamento el dolor

que me diste a primera hora

ni la casa que se ha desmoronado con el temblor

ya no digamos el cariño que no se merece

ni el respeto que no tendremos nunca

no lamento el deseo perdido

ni las ganas de ser alguien

ahora muertas

ni el amor que no tuvimos

ni tus deseos de que yo fuera más bien otra cosa

no lamento mis mañanas

con la inconsciencia del recuerdo perdido

con la ausencia de tu voz

con el castigo de tu silencio

no era yo, después de todo

la voz que debía darte consuelo

 

por eso, no lo lamento

aunque me hayas dejado en el dolor de tu ausencia

mi sax ha quedado en silencio

eso sí lo lamento

lamento no gritar

ni dar el primer golpe

lamento ser paciente

hasta la saciedad, hasta el hartazgo

hasta hacerme daño

lamento no tener más amor

por la única persona que en verdad me ha amado

lamento no volver en el tiempo

en mis horas aciagas de dolor infinito

lamento no poder decirme a mí mismo

esto también pasará

 

lamento no ser feliz

pero no por esa felicidad falsa del mundo burgués

sino por la felicidad de comernos los colores

de hablar de los sueños infames de ser perverso

 

no somos un nombre

acaso las palabras

no somos una imagen

no somos un deseo

no somos lo que queremos ser

seremos un día si es posible

una pintura que nadie ha pintado

un poema que nadie ha escrito

un deseo que nadie ha tenido

sólo nosotros

 

lamento esta cobardía que me lleva al trabajo

cada día de la semana

que no me deja abandonar

el suspiro que nadie tiene

 

lamento no haber dejado esta vida antes

la vida que nadie quiere vivir

lamento no jalar del gatillo al compás de otro nocturno

 

lamento no ser la disolvencia de la última acuarela

que no hemos visto

sólo lamento que ya es tarde y no podeos despertar