Realidades

0
586

Una ola de nuevas sensaciones

invaden el cosmos.

Palabras, sonrisas, miradas,

sueños y mediocridades

se vuelcan como un remolino.

Las noches de insomnio

en espera de una llamada.

Los días famélicos,

se han transformado

en realidades al alcance del corazón.

Realidades que a tu lado

se convierten en rocas ardientes caídas del cielo.

Se mezclan con la sangre que me llena de vida.

La felicidad no se queda en un cuento

ni en la poesía.

Ahora es palpable,

única, incontenible, ilimitada.

Es terrenal, alcanzada, desmenuzada

y servida en un vaso transparente igual a tu alma.

Compartir
Artículo anteriorEl fin del maldito mundo
Artículo siguienteEl demonio llorón y la naturaleza humana
Originario de Naucalpan, Estado de México (21 de septiembre de 1977); estudia el séptimo semestre de la licenciatura en Lengua y literatura hispánicas en la UNAM; trabaja como barista en su cafetería: “Travesía, Café”. De manera independiente publicó un poemario titulado Poesía; colabora en la revista electrónica Sombra del aire; en 2010 escribió un guión radiofónico para el programa Reacción que se transmitió en la estación Reactor 105.7 FM. del Instituto Mexicano de la Radio; de forma amateur practica la fotografía y las carreras de fondo (10K).