Día Internacional de los Pueblos Indígenas: una lucha que comenzó hace 100 años

0
439
Día Internacional de los Pueblos Indígenas

El 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas o de los Pueblos Originarios, una fecha designada por la Organización de las Naciones Unidas para conmemorar el día en que el Grupo de Trabajo sobre las Múltiples Poblaciones de Pueblos Originarios se reunió por primera vez, en 1982.

El tema principal de este año es el décimo aniversario de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, un instrumento que establece el marco universal de normas mínimas que los Estados Miembros deben respetar para asegurar  la supervivencia, seguridad, dignidad y bienestar de los pueblos originarios.

Sin embargo, la lucha por el reconocimiento de sus derechos comenzó mucho tiempo atrás. Exactamente en 1923 cuando el Jefe de la Confederación Iroquesa, Deskaheh, representante de 6 naciones indígenas situadas en una región de Canadá, se convirtió en el primer hombre en llevar su demanda de reconocimiento de los derechos de pueblos indígenas ante la Sociedad de las Naciones (antecesora de la ONU) con sede en Ginebra, Suiza.

“Los miembros constituyentes del Estado de las Seis Naciones iroquesas: Mohawk, Oneida, Onondaga, Cayuga, Seneca y Tusacora, son desde hace siglos pueblos organizados y gobernados de forma autónoma en los dominios que les pertenecen, y se han unido en la Sociedad de Naciones más antigua que existe, la Confederación Iroquesa… “, rezaba la carta que Deskaheh escribió dirigida a Sir J.E. Drummond, Secretario General de la Sociedad de Naciones en la que pedía el poder vivir bajo leyes indígenas en su territorio y profesar su propia fe.

Pese a que pasó más de un año en Europa, nunca fue atendido de manera oficial y sus reclamos no fueron escuchados. Realizó su último discurso en Nueva York, Estados Unidos, lugar en donde falleció tiempo después.

Si bien en su momento sus peticiones fueron obviadas, sentó las bases de una discusión que tomaría décadas y que culminaría en la propia Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Actualmente la situación de los pueblos originarios aún está lejos de ser favorable pese a los esfuerzos de los gobiernos y las organizaciones. Según cifras de la ONU, este sector de la población sufren condiciones paupérrimas: el 33% de los pobres que viven en las zonas rurales, son indígenas. La violencia también es un tema preocupante en este sector si tomamos en cuenta que una de cada 3 mujeres indígenas será víctima de violación al menos una vez en la vida.

Los pueblos originarios representan el 5% de la población mundial, más de 370 millones repartidos en 90 países. Custodian el 80% de la diversidad del planeta pero también conforman el 15% de la población mundial más pobre. Con estos contrastes se pone de manifiesto la importancia de seguir exigiendo su reconocimiento, conservación y respeto.