Esos lodos

0
2397

UN PUERCO hambriento me persigue

Sus colmillos rasgan la noche

Y las gotas de sangre negra

se derraman en mis estados del feis.

 

No hay tuit que valga

Ni aforismo de coelho que levante

ni las mamadas que recorren

mi página web abandonada.

 

Un gruñido me despierta

El cerdo salvaje tiene los ojos

rojos, alguna vez tuvo alma

ahora no le alcanza para el odio.

 

EL CHANCHO no tiene prisa

Sus carcajadas acompañan

Mis deseos de mezcalina

Golpe seco en la quijada.

 

No necesito ayuda

No hay soga que lo ate

Ni alcohol que lo emborrache

Ni caricia que lo calme.

 

Acaso un poco de esos lodos

De polvos rancios, de fango

En que se bañaba a la distancia

De su piel tersa, ahora muerta.

 

EL CERDO tiene surcos

Cárcavas profundas en el rostro

Cataratas en el riñón

Piedras en el hígado

 

Viejo como la lepra en la madre de Juda

Como el pulque que bebe y lo enguisha

Como Argos con el último

aliento en su pupila.

 

Perdido como la Esperanza

Que se niega a morir y muere

Sin una llamada, sin un guasap

Sin un laik en su foto de instagram.

 

 

LLORA EL CUCHE y me despierta

Con su trompa larga a la deriva

su mirada triste y sus lágrimas

se tapa la cara con pudor.

 

Va en canal colgado de la pata

Izquierda y patalea y gruñe

Y se sacude la sangre

Que mana, que supura.

 

No muere de amor después de todo

No muere de tristeza, de pena

De eso que juramos en las noches

Abundantes de alcohol, no muere, no.