0
295

Es imposible no entristecerse los domingos.
La frase rotunda, inadmisible, enfática.

Sospecho de las afirmaciones, la asumo
y parto de una premisa indemostrada;
su prueba supone violar la lógica.

Conjeturo la existencia del corazón,
porque la tristeza de un día cualquiera
tiene que sentirse en alguna parte.

Compartir
Artículo anteriorReflexiones sobre un texto poético
Artículo siguienteFELIZ AÑO 2017
Poeta, reseñista y fotógrafa mexicana. Licenciada en Letras. Los presentes poemas pertenecen a “Textos en las lluvias de marzo”, libro de próxima aparición.